LOS GADORENSES SE VUELCAN CON EL RASTRILLO SOLIDARIO CONTRA EL CÁNCER

    Los gadorenses se han volcado una edición más con el Rastrillo solidario que cada Navidad se organiza a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer (A.E.C.C.), con el fin de recaudar fondos destinados a combatir esta terrible enfermedad.

    Este rastrillo solidario organizado por la Junta Local de Gádor de la Asociación Española Contra el Cáncer, en estrecha colaboración con el Ayuntamiento de la Villa, tiene una larga tradición en el municipio gadorense, donde se viene realizando de forma ininterrumpida desde hace ya 19 años.

    La presidenta local de la A.E.C.C., María Ruíz López, se ha mostrado muy satisfecha ante la respuesta solidaria por parte de los gadorenses y aunque la crisis se está dejado sentir, se espera cuando menos poder igualar los aproximadamente tres mil euros que se consiguieron el pasado año. “La gente de Gádor –señala María Ruiz--suele responder muy bien todos los años y, a pesar de que influye la crisis, estamos contentos y agradecidos por la forma en que todo el pueblo se vuelca con esta iniciativa, por lo que queremos hacer extensivo nuestro agradecimiento a cuantas personas han colaborado en el día de hoy con la Asociación Española Contra el Cáncer”.

    El alcalde de Gádor, Eugenio Gonzálvez García y los miembros del equipo municipal de Gobierno han estado también presentes en esta jornada solidaria respaldando y apoyando esta iniciativa. Eugenio Gonzálvez ha señalado, que “desde el Ayuntamiento siempre estamos abiertos a colaborar en la medida de nuestra posibilidades con este tipo de acciones solidarias, que sirven para obtener fondos para seguir investigando una curación para esta enfermedad”.

    El Rastrillo ha permanecido abierto durante toda la jornadas en el Centro Cultural de la Villa de Gádor, donde casi una treintena de voluntarios han puesto a la venta, a precios asequibles, diversos artículos de alimentación como embutidos, frutas y verduras pan, rosquillas y magdalenas, entre otros; así como juguetes, adornos navideños, bisuterías y complementos, cerámica, macetas, artículos de decoración y un largo etcétera, donados en unos casos por empresas, comercios y particulares que cada año colaboran con esta causa y, en otros, adquiridos en almacenes por los organizadores del rastrillo.

    El Rastrillo se ha complementado con un servicio de ambigú en el que los visitantes han tenido la oportunidad de tomarse una cerveza o un refresco, mientras efectuaban sus compras y de degustar la ricas tapas caseras elaboradas por los miembros de la asociación.

Galería de imágenes:

Ver imagenVer imagen